IMG_4645El Ayuntamiento readmitirá a los trabajadores que fueron despedidos por el anterior gobierno tal y como ha señalado el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna.

En rueda de prensa ha dado a conocer una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura que obliga a indemnizar o readmitir a ocho trabajadores que forman parte del total de veintiocho que fueron despedidos en abril de 2013. Estos trabajadores volverán a sus puestos como indefinidos. En los próximos días se conocerán las sentencias de otros catorce despedidos.

“Este Gobierno ha decidido readmitir a estos trabajadores” ha dicho el alcalde que señala que “son las ocho primeras sentencias de las que habrá siete readmisiones pues una persona ha preferido recibir indemnización”.

“Nos encontramos en una difícil situación financiera pero nuestro compromiso electoral es el de readmitir a estos trabajadores. Fue el gobierno del PP el que los contrató y el que años después los despidió irregularmente; hoy es este gobierno el que tiene que hacerse cargo de una nefasta herencia del PP”.

“Es una vergüenza lo que se hizo con estos trabajadores” afirma el alcalde que añade que “el compromiso ético y electoral era el de readmitirlos”.

Como ha indicado Rodríguez Osuna, los trabajadores han realizado también un “enorme esfuerzo pues renuncian a los salarios de tramitación, a la indemnización que cobraron, que tendrán que devolver, y a los setenta y cinco días que les corresponderían de vacaciones. Además el Ayuntamiento tendrá que devolver por sentencia el dinero del desempleo y de la Seguridad Social que han cobrado desde el despido hasta el día de hoy y que alcanza los quinientos mil euros”.

“Esta sentencia viene a decir que las cosas no se pueden hacer como se habían hecho hasta ahora” ha recalcado el alcalde que ha indicado que “estos despidos los ha llevado una empresa privada que le ha cobrado al Ayuntamiento por sus servicios en cuatro años más de doscientos mil euros”.

Por su parte, la delegada de Hacienda, Carmen Yáñez, ha señalado que “la justificación es que esos puestos de trabajo no eran necesarios y que con estos despidos y el ERE fallido, que no se les permitió hacer, iban a solucionar el déficit municipal”.

“Ninguna de las dos cuestiones era verdad; no solventaron la cuestiones económicas pues el Ayuntamiento arrastra una deuda de 75 millones de euros y estos trabajadores eran necesarios porque, una vez que salieron, el PP contrató personal para cubrir esas funciones, por eso han perdido estos procedimientos”.

Declaraciones del alcalde y Carmen Yáñez: