PONTE EN MI LUGAR

La delegada de Diversidad Funcional, Susana Fajardo y el delegado de Tráfico, Marco Antonio Guijarro, han acompañado esta mañana a la asociación de Esclerosis Múltiple de Extremadura (EMEX) en el acto simbólico “Ponte en mi lugar” en el que, con sillas de ruedas, se han ocupado espacios de aparcamiento en la Rambla de Santa Eulalia.

El objetivo de la iniciativa, promovida por el Ayuntamiento de Mérida en colaboración con EMEX y Vectalia, es el de concienciar a los conductores a respetar las plazas de aparcamiento reservadas a personas con Movilidad Reducida, de las que existen en la actualidad más de 150 en toda la ciudad.

Fajardo ha señalado que “es necesario respetar las plazas de movilidad reducida porque muchas veces se ocupan de forma indebida y que supone un retraso para la persona que puede hacer uso de esas plazas y que tiene que desistir de las cuestiones que va a realizar”.

Unas plazas que, fundamentalmente, se encuentran situadas cerca de zonas escolares, centros de salud, de ocio, farmacias, etc. y que, en muchas ocasiones, están ocupadas por personas que no están autorizadas para ello.

Por su parte, Guijarro ha destacado que “este sitio se ha buscado porque hay plazas de zona azul y de movilidad reducida que son de uso exclusivo de quienes tienen la tarjeta de movilidad reducida, de manera que se vea la diferencia”.

Las tarjetas de movilidad reducida se renuevan cada cinco años. En el año 2015 (que deben renovarse el año que viene) se concedieron 160 tarjetas, en 2016 73, en 2017 72, en 2018 68 y en 2019 94.

Declaraciones de Susana Fajardo y Marco Antonio Guijarro: