El nuevo Delegado de Personal y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Mérida, Fernando Molina, en declaraciones a la Emisora Municipal Radio Forum, explicó cual va ser su filosofía al frente de la delegación de Personal y Recursos Humanos del Ayuntamiento. Molina aseguró que en esta nueva andadura “se ha propuesto dignificar la labor de los funcionarios municipales, entre los cuales”, dijo, “ hay grandes profesionales”.

En cuanto a su talante, Fernando Molina, comentó que le quiere poner “dignidad, afecto e ilusión a este cometido, además de coherencia y buena voluntad. No necesito un Reglamento disciplinario”, constató, “porque la disciplina nos la autoimponemos los propios trabajadores, ya que las normas, se pueden vulnerar”.

“Es verdad que la delegación de personal es muy compleja”, añadió Molina, “en una empresa en la que hay unos mil trabajadores. Le agradezco al alcalde que me haya dado esta delegación que, junto con la de Hacienda que lleva Begoña Saussol, es de las más importantes del ayuntamiento.”, concluyó.

En esta nueva andadura Molina matizó que los trabajadores municipales no son culpables de la mala situación económica del consistorio y que los únicos culpables son los políticos que, en su día, hicieron una mala gestión de los recursos llevando al ayuntamiento al límite de su capacidad de endeudamiento con decisiones equivocadas.

Respecto a su antecesora, el actual delegado de Recursos Humanos dijo que “Leonor Nogales ha hecho una gran labor al frente de la delegación de personal corrigiendo una plantilla desbocada y la logrado equilibrar las cuentas”.

“Lo primero que he hecho”, añadió Molina, “ha sido reunirme con los Jefes de departamento para escuchar sus sugerencias y a partir de ahora lo haré también con los representantes sindicales”.

A continuación las declaraciones de Fernando Molina en Radio Fórum: