Catalina Alarcón visita en Las Abadías el programa Crisol FormaciónLa delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, ha visitado esta mañana los dos programas Crisol Formación que gestionan en la ciudad las ONG Iter Renacimiento y Mensajeros de la Paz y que se están desarrollando en San Lázaro y Las Abadías, respectivamente. “Crisol es un programa innovador que ofrece una amplia formación y es un buen ejemplo de colaboración entre la administración y las entidades del tercer sector que son las que gestionan los proyectos”.

El mes de julio comenzaron sus trabajos estos programas. El primero de ellos se destina a actividades auxiliares de comercio con quince alumnos en el local de Iter Renacimiento en San Lázaro. “Allí aprenden todas las labores de atención al público, gestión de productos y almacenaje; han puesto en marcha además un ropero solidario al que pueden acudir familias que tengan esta necesidad y se les proporciona ropa y calzado”.

El otro programa desarrolla las prácticas en el Centro Infantil de Las Abadías que gestiona Mensajeros de la Paz. Otros quince alumnos trabajan en el proyecto de mejora de espacios públicos y jardines: “están rehabilitando diferentes zonas tanto del edificio como del ajardinamiento de esta escuela infantil municipal”.

Crisol Formación ofrece aprendizaje, conocimientos y habilidades para el mundo laboral y durante los nueve meses que se prolonga el programa los alumnos reciben un salario; los seis primeros meses cobran el 75 por ciento del SMI y los otros tres una beca por medio de la realizan prácticas no laborales en empresas y perciben el 120 por ciento del Iprem. La formación presencial se prolongará hasta diciembre y luego los participantes realizarán tres meses de prácticas en empresas de la ciudad.

Catalina Alarcón en el programa Crisol Formación en el ropero solidario en San Lázaro

El Programa de Crecimiento e Inserción Sociolaboral de Personas en Situación o Riesgo de Exclusión Social (CRISOL) tiene la finalidad de contribuir a la inclusión social, luchar contra la pobreza y cualquier forma de discriminación, mejorando la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social.

Está dirigido a la población desempleada de Mérida de entre 16 a 65 años, principalmente de las zonas de la “margen izquierda del Río Guadiana” y “Juan Canet”; tiene una duración de dos años y se prolonga hasta diciembre de 2020.

Declaraciones de Catalina Alarcón: