Museo de Muralismo Contemporáneo de Mérida MUMCO

Portada » Servicios Municipales » Cultura » Museo de Muralismo Contemporáneo de Mérida MUMCO

El Museo de Muralismo Contemporáneo de Mérida, MUMCO, es un proyecto público de museo urbano abierto a la ciudadanía y sus visitantes,  que invita a una relectura actual de la ciudad a través del muralismo contemporáneo, de la mano de los principales artistas nacionales e internacionales y en uno de los enclaves más representativos de la localidad, las viviendas sindicales de la Barriada de La Antigua.

Una colección viva que va creciendo con el tiempo y cuyas obras, desarrolladas específicamente para este museo y en colaboración con sus habitantes, proponen nuevas miradas hacia la multiplicidad de identidades compartidas entre barrio y ciudad, más allá de su patrimonio histórico y desde una perspectiva crítica como fórmula de apoyo a la voluntad ciudadana de cohesión social y turística.

MUMCO plantea el diseño de esta colección pública de forma progresiva, mediante un desarrollo por fases, conformando la primera de ellas esta de finales de 2022. De esta manera el Ayuntamiento de Mérida ha trabajado durante los meses previos en el diseño y desarrollo de una hoja de ruta que asegure los objetivos conceptuales y formales de un museo de estas características. Seguidamente, cada uno de los artistas y colectivos intervinientes han visitado la ciudad, se han reunido con las asociaciones vecinales y culturales y han intercambiado experiencias con los agentes de Mérida, encuentros que han marcado el punto de partida para idear de cada uno de sus murales.

Para el diseño de la colección dentro de unos mínimos profesionales y éticos apropiados, se marcan una líneas maestras que justifiquen la elección de los artistas y sus piezas, realizadas ex profeso:

  • Trayectoria internacional contrastada, independientemente de su origen.
  • Diversidad de estilos que aseguren la representación de las diferente corrientes actuales del muralismo contemporáneo y las multiplicidad de miradas sobre un mismo tema.
  • Exclusividad. Ninguno de los autores ha realizado, hasta la fecha, ningún mural en Mérida.
  • Paridad de género y geográfica.

1. Mina Hamada, Japón

@mina_hamada

Obra: Jardín de los sueños

Proceso. La artista japonesa llega a Mérida para aplicar sus habituales procesos de diseño colaborativos que recrean mundos imaginados, en este caso, a partir del deseo de ciudad alojado en el imaginario de su población infantil. Para ello se invitó a participar a todos los colegios emeritenses interesados. Así, tras una visita previa, se les remitió el material didáctico diseñado para la ocasión junto a un pequeño video donde la artista, mediante instrucciones muy sencillas, pedía a los niños su participación, dibujando lo que les suscitaba la siguiente pregunta: “¿Cómo harías Mérida más feliz?” Se recibieron más de un centenar dibujos de distintos colegios de la ciudad gracias a la colaboración del profesorado de sus ciclos de infantil.

Ubicación. El mural se sitúa en una de las entradas al barrio, cuya visión permite contemplar a la vez la obra, la guardería y el colegio de La Antigua, de tal manera que todos los elementos comparten gama cromática, en un ejercicio de integración visual y conceptual con el entorno.

Resultado. Una pieza mural que conserva el estilo propio de la artista japonesa/americana, –a caballo entre la pura abstracción y la figuración sugerida– mediante la reinterpretación del imaginario infantil emeritense que recoge, desde la sencillez y positividad de sus planteamientos, aspiraciones esenciales de la vida en sociedad. La importancia que las niñas y niños han dado a las relaciones personales en sus dibujos, hace que Mina, por primera vez en su carrera, incorpore un acercamiento a la figura humana, junto a otros elementos que los participantes han añadido a sus deseos de ciudad, como pueden ser animales libres, naturaleza, parques o juegos. Dentro de las características de esta pieza, destaca la inclusión compositiva de dos árboles dispuestos frente al muro, y que la artista incorpora, mediante un juego visual entre lo que permite ver y lo que ocultan sus ramas y hojas, variando la visión del mural, según vayan pasando por delante las diferentes estaciones del año.

2. Reskate Arts & Crafts, País Vasco/Cataluña

@rekatestudio

Obra: Eulalia

Proceso. El colectivo formado por la vasca María Lopez y el catalán Javier de Riba, visitan Mérida con el objetivo de encontrar la imagen apropiada a la que aplicar su característico discurso formal y directo, procedente del cartelismo del siglo XX y el lenguaje publicitario, con el objetivo de vehiculizar con éxito el mensaje del contexto. Un proceso que comienza con el encuentro mantenido con vecinos y agentes civiles de La Antigua, focalizado en cómo se han construido las relaciones entre el barrio y la ciudad, para adentrarse en la intrahistoria de cómo se ha generado uno de los principales iconos de Mérida.

Ubicación. El proceso condiciona de tal manera la selección de la pared a intervenir, hasta el punto de hacerlo en la única medianera del barrio que mira hacia el centro de la ciudad, apelando a aquello que comparten entre La Antigua y Mérida.

Resultado. Se trata de un mural fotoluminiscente perteneciente a su serie Harremman Project, cuya técnica hace únicos los trabajos de Reskate y les diferencia por todo el mundo, de tal manera que la visión durante el día, se complementa y completa con la incorporación de elementos solo visibles, durante la noche. De este modo, el colectivo decide partir de la representación desacralizada de Eulalia de Mérida como niña (una visión poco habitual en su imaginario) y que apela a una de las realidades del barrio, la brecha intergeneracional, a través de un icono compartido por todas y todos los y las emeritenses. El relato recogido en el barrio sobre la ausencia de interés de los jóvenes en el relevo generacional del activismo asociativo, se ve representado por esta niña, Eulalia, cuyo rostro oculta la bruma (en referencia a al mito de la “niebla de la mártir”) durante el día, portando una pequeña y floreciente planta de palma entre sus manos, para aparecer por la noche, orgullosa y esperanzadora, como símbolo de las nuevas generaciones y sus aspiraciones que deben encontrar futuro en el contexto.

3. Colectivo Licuado, Uruguay

@theic_licuado @fitz_licuado

Obra: El sabor popular

Proceso. La incorporación al MUMCO de este colectivo uruguayo parte en gran medida por sus trabajos especializados en la tradición y folclore de los territorios donde intervienen. En este caso, la relación directa con la asociación folclórica de la Antigua ha sido clave, recabando información sobre la historia del grupo, sus bailes y festejos, para focalizar, finalmente, en la importancia de sus ropas, como elemento de simbiosis entre todos los elementos. La larga trayectoria del colectivo formado por Camilo y Florencia como miembros de grupos folclóricos en su Uruguay natal, facilita este intercambio.

Ubicación. La ubicación del mural se plantea, dentro de los muros practicables, como el más cercano a la sede de la asociación de vecinos, lugar donde ensaya el grupo folclórico, así como guardan algunas de las ropas que inspiran la obra. De la misma manera, esta pieza se convierte en el primer mural que se incorpora en una de las principales avenidas del barrio, donde se irán añadiendo diferentes obras, que deben significarse con la inclusión cromática y conceptual en su contexto específico.

Resultado. Dentro de lo habitual en los trabajos de Licuado, la composición se centra en una serie de figuras de fisionomía cercana al arte de la cultura clásica, como una de las primeras conexiones que enlaza al colectivo con la ciudad de Mérida. No obstante, dado el alto valor que los bailes tradicionales aportan como elemento de identidad compartida entre barrio, ciudad y región, son sus movimientos los que protagonizan la postura, sin perder la esencia del colectivo. De esta manera, una colección de figuras danzantes -actualizadas de los danzantes frecuentes en representaciones grecorromanas- se distribuyen por el muro, prestando especial atención a los detalles de sus prendas y trajes propios de la zona. De esta manera, el mantón que corona la pieza, recoge el color propio de las ropas tradicionales de Mérida y alrededores, mientras que el resto de colores aplicados encuentran relación directa en distintos elementos urbanos visibles junto al mural, como toldos, señales o acerados, atendiendo a una sutil integración visual.

4. Daniel Muñoz, Extremadura

@danielmunoz________________

Obra: El agente naranja

Proceso. Interesado en el desarrollo de las relaciones entre dos espacios públicos de fuerte carga identitaria como son la viviendas sindicales de La Antigua y el Circo Romano -y a la vez sintomáticos de las relaciones entre turista y ciudadanía-, el extremeño Daniel Muñoz centró sus investigaciones en diferentes entrevistas y visitas a responsables y espacios tanto del barrio como patrimoniales, de la ciudad de Merida.

Ubicación. El mural se ubica en una de las medianeras colindantes con el Circo Romano, cuya visibilidad siempre es compartida por ambos (muro y circo) y separados por una valla, condición que completa la pieza.

Resultado. Un repositorio con diferentes elementos escultóricos de estética aparentemente clásica nos acerca lo que, en primera instancia, genera dudas sobre su naturaleza, entre el almacén de un museo o una tienda de réplicas romanas (habituales en la ciudad), hasta percatarnos de que se trata de una colección de esculturas de lo que parecen ser turistas ávidos de selfies. Figurillas que entendemos dispuestas a la venta, por los distintivos naranjas propios del etiquetado de precio. Coronando la medianera, en letras de forja y tipografía latina propia de museo, se puede leer la palabra DESIDERATVM, primera vez en la carrera del artista que añade un elemento no pictórico en su obra. Como origen, el análisis de uno de los objetivos de este museo, ampliar las rutas culturales hasta el barrio de La Antigua unido al deseo expresado por los vecinos de convivir con el turismo, como paradigma de enriquecimiento, hasta ahora, ajeno a la vida de La Antigua, desde que se valló el perímetro del circo, hace décadas.

Con este mural, se simula la inclusión literal de los turistas en La Antigua, respondiendo a ese anhelo, a la vez que nos invita a reflexionar sobre la fina linea entre turismo y turistificación, intermediado por la exclusiva monetización del mismo. Como contrapunto, la pieza incide sobre el deseo del turista de móvil, más interesado en su audiencia digital que en el conocimiento y experiencia culturales a su alcance. Como elemento transversal, el tiempo, recreado en las sombras cambiantes que proyecta la forja y que certifican el paso de aquel, durante el cual, el deseo puede mutar en otros posibles futuros más o menos afanosos, según la voluntad de sus responsables. En definitiva, un análisis simbólico acerca de cómo ciudadanía y turistas se relacionaban, se relacionan y se podrían relacionar entre sí, en un contexto Patrimonio de la Humanidad y una realidad como la de Mérida.

5. Spok Brillor, Madrid

@spokbrillor

Obra: Al final, todo se reduce a esto

Proceso. Representante de lo que podemos considerar como old school, el madrileño Félix Reboto ‘Spok Brillor‘ visita el barrio y sus habitantes interesado en la arquitectura social de mediados del siglo XX y su relación con la realidad de sus vecinos, emprendiendo una búsqueda hacia la representación gráfica de ambos.

Ubicación. Para esta pieza se elige una de las medianeras más características de “las sindicales” ya que es prácticamente la única que se aleja del trazado en paralelo, propio de la fisionomía urbana del barrio, lo que propicia el juego de perspectivas que el mismo contexto físico aporta y que define una de las nuevas y más llamativas lineas de trabajo de Spok Brillor.

Resultado. La puesta en valor de unas viviendas sociales, a priori sin valor arquitectónico, eleva su fisionomía a la categoría de obra de arte, mediante su relectura creativa a través del juego de formas y perspectivas, que confundan lo real con lo figurado. La incorporación de imágenes antiguas del entorno en formato postal, encuentra en sus vecinos y su historia, el auténtico valor del barrio, a través de lo que en gran parte les significa, sus viviendas, imagen icónica de La Antigua. Para ello, Félix se vale de la portada de la publicación que recoge los más de cuarenta años de activismo vecinal. Una composición que añade además un guiño a la relación entre turismo y barrio, como temática transversal en esta primera fase del MUMCO Mérida, a través de ese producto dirigido al turista (la postal), fusionado con la historia del asociacionismo emeritense.

Por su parte, técnicamente, el trabajo abre nuevas áreas en los desarrollos del artista, donde un dibujo marcadamente delineado, habitual en sus piezas, se combina ahora con una pintura más libre y suelta sin perder por el camino el realismo propio de sus murales, a la vez que añade nuevas texturas a los mismos. Por tanto, un nuevo paso formal y conceptual en la trayectoria de Spok, que acompaña y enriquece el nacimiento de este nuevo museo específico.

Serv. Municipales