Comienza el derribo del solar de Las Abadías adquirido por el ayuntamiento con la retirada del amianto de su cubierta

10/06/2020 | Urbanismo

abadias1

•  La Portavoz, Carmen Yañez, anuncia que se ha adjudicado el derribo del edificio a la empresa AL-SENERA S.L.U. por un importe de 32.492’15 euros

•  La obra ha comenzado con la demolición de la cubrición de la nave, formada por placas onduladas de fibrocemento con presencia de amianto

•  En el solar se creará un espacio abierto y verde para mejorar la visibilidad de acceso a la rotonda


Hoy, la delegada de Urbanismo, Carmen Yañez, ha hecho público la contratación a la empresa AL-SENERA S.L.U. por un importe de 32.492,15 euros del proyecto de demolición del edificio de la avenida Vía de la Plata 29-A, que fue adquirido por el ayuntamiento.

Se trata del solar que se compró el consistorio por 260.000 euros con cargo al superávit económico del ejercicio 2018 y dentro de las Inversiones Financieramente Sostenibles realizadas por el equipo de Gobierno de Mérida.

La Portavoz y delegada de Urbanismo, Carmen Yañez, ha explicado en Junta de Gobierno Local que la edificación que será demolida está compuesta de edificio de dos alturas y nave de una sola planta que ocupa una superficie construida de 652 metros cuadrados.

La obra se comenzara por la demolición de la cubrición de la nave, formada por placas onduladas de fibrocemento con presencia de amianto, con transporte a centro de tratamiento específico, “siendo retirado por una empresa especializada en la retirada de productos peligrosos, utilizando los operarios todos los medios auxiliares necesarios en este tipo de trabajos”, expone Yañez.

Es un paso más para convertir este lugar en un solar abierto con zonas verdes. “El equipo de Gobierno sigue ampliando el patrimonio municipal para aumentar la vía pública y solventar problemas de visibilidad en esta zona de la capital extremeña”, explica Yañez, quien además aclara que el Plan General de Ordenación Urbana “es quien concedió a este solar la catalogación de viario, por lo que en realidad estas edificaciones deben ser derribadas”.

Carmen Yáñez: