Constituida la nueva Junta Rectora del Centro de Educación Vial de Mérida (CEVIMER)

20/11/2019 | Educación, Noticias, Seguridad Ciudadana

PHOTO-2019-11-18-11-36-44

Los delegados de Tráfico, Marco Antonio Guijarro, y de Educación, Susana Fajardo, han asistido a la sesión constitutiva de la nueva Junta Rectora del Centro de Educación Vial de Mérida (CEVIMER), compuesta por la Concejala de Educación Susana Fajardo Bautista como Presidenta, el Concejal de Tráfico Marco Antonio Guijarro Ceballos, el Jefe de la Policía Local de Mérida en funciones Francisco Paredes, la coordinadora provincial de Educación Vial de la DGT Ana Pachón, el representante de la Consejería de Educación Juan Cuadrado y el Director del CEVIMER José Vicente Serrano. En dicha sesión se presentó la Memoria de Actividades del Curso Escolar 2018-2019.

En la reunión se informó de la memoria de actividades del curso 2018-2019 y  se dio cuenta de la incorporación de un nuevo monitor en noviembre del pasado año, un Agente de la Policía Local de Mérida,  en destino de 2ª Actividad por edad, que junto a otro agente en Segunda Actividad del año anterior y del Subinspector como Director han posibilitado el aumento de actividades de aula y circuitos, así como en las realizadas en la vía pública (patrulla escolar) por lo que desde el CEVIMER se ha podido llegar a más colegios y alumnos que el año anterior. Además, se cuenta con la colaboración puntual de refuerzo de otros 7 Monitores Policías Locales en sesiones de aula y circuito.

Por primera vez, en los presupuestos de 2018, se aprobó una partida de 10.000 euros anuales para el mantenimiento de medios e instalaciones que permitió reponer los Karts eléctricos inutilizados y también ha permitido renovar otros 6 karts a pedales,  ya muy deteriorados.

Por otro lado, se ha dado continuidad al denominado “Proyecto Einstein-ATENEA” que se inició el curso anterior en este centro  y que se ha ampliado e año con el “Proyecto Einstein-CIUDAD DE MÉRIDA”  y  que han funcionado satisfactoriamente, habiéndose conseguido alcanzar la mayoría de los objetivos propuestos y la implicación de las comunidades escolares de ambos centros educativos.

Dentro de las actividades escolares tanto en  aula en los colegios como en circuitos de prácticas, en las primeras los monitores impartieron 1-2 o 3 horas, según los niveles, comenzando el  24 del mes de octubre de 2018  y se han prolongado durante el resto del curso escolar, hasta junio de 2019. En cuanto a las actividades de circuito que duran entre 2 y 3 horas, por necesitar de una climatología más benigna, comenzaron el 07 de marzo de 2019 y han continuado hasta el 27 de junio de 2019, solapado con las actividades de aula. En total han sido atendidos 19 centros escolares de la ciudad, de ellos 6 concertados y 13 públicos. Por tanto se ha llegado a 3 nuevos centros más que el año pasado, además de 3 nuevos centros de Almendralejo, Valdetorres y Trujillanos.

En total se han realizado actividades de Educación Vial con 2.188 alumnos; llegando a 545 alumnos más que el curso anterior (2017-2018), un 33% más; en concreto:

Teniendo en cuenta que hay censados en Mérida 2.038 en la etapa de Infantil, se ha llegado a un 20 % los beneficiarios y de 4.262 en la etapa de Primaria han sido un 31 % los beneficiarios; y de los 3.076 alumnos en la etapa de Secundaria han sido un 14´5% los que lo habrían recibido. Hay que hacer constar que como el sistema está creado para recibir las actividades en años alternos la cifra bianual sería doble.

Como complemento a las actividades desarrolladas en el aula del colegio de los alumnos de 5º y 6º de primaria del CEIP ANTONIO MACHADO se realizó una actividad alternativa muy interactiva, ilusionante y comprometida: un paseo por el entorno del centro escolar y del barrio (San Lázaro) como “Patrulla Escolar Itinerante” donde además de mostrarle los monitores del CEVIMER los distintos puntos con más riesgos para la seguridad vial del entorno del colegio y del barrio y la forma de evitarlos (cruce seguro de pasos de peatones variados, lugar y uso de paradas de bus, detección de obstrucciones visuales fijas o de vehículos al cruzar calzadas…) se detectaban conductas peligrosas de otros usuarios (peatones, conductores y viajeros) y actuando como Patrulla Escolar (uniformados con chaleco de alta visibilidad, gorra de Policía Local y paleta de señales) se daba el alto a los infractores y después de informarles del tipo y alcance de la infracción cometida (hablar por el móvil, no llevar puesto el casco, no uso del cinturón o Sistema de Retención Infantil, no cruzar por paso de peatones…) se les entregaba un ejemplar de “denuncia amiga” confeccionada por el CEVIMER y se les regalaba un caramelo al tiempo que se les solicitaba que no volvieran a infringir y así colaborar para lograr la necesaria Seguridad Vial. La actividad fue un éxito reconocido por los profesores de los alumnos que también acompañaban a estos y a los monitores del CEVIMER en el mencionado paseo.