El alcalde ofrece Mérida al presidente de la Federación Española como sede de un partido de la selección de balonmano

20/12/2016 | Deporte

El alcalde con el premio de la FExBEl alcalde Antonio Rodríguez Osuna ha ofrecido al presidente de la Federación Española de Balonmano la ciudad de Mérida, como sede de la disputa de un partido de la selección española de este deporte, en el transcurso de la celebración del XXX aniversario de la Federación Extremeña de Balonmano.

El acto se ha celebrado en la finca El Toril y ha servido para entregar a distintas entidades y organismos un obsequio como reconocimiento a su contribución con la federación extremeña. Así, el alcalde de Mérida ha recogido el que se ha entregado al ayuntamiento de la capital autonómica, “por permitir que Mérida sea sede regional de la Federación extremeña, con la cesión desde hace más de 12 años de un local en la ciudad para que albergue la sede principal de la federación”, además de por la colaboración constante y la cesión de otras instalaciones para la celebración de seminarios, cursos y concentraciones de las diferentes selecciones.

Rodríguez Osuna ha recodado en sus palabras de agradecimiento tras recoger el premio, la vinculación de Mérida con el balonmano, una disciplina en la que destacan dos nombres propios de emeritenses, Juan de Dios Román y el pivote Carlos Prieto, quien además de pasar por equipos como el Barcelona o Ciudad Real, y otros equipos extranjeros, tiene en su palmarés la consecución de 4 ligas españolas, 3 copas de Europa, 2 Recopas, y ha sido jugador de la selección española, con quien ganó una medalla de oro de los Juegos Mediterráneos de 2005, o la medalla de bronce en los Juego Olímpicos de Pekín.

Juan de Dios Román, HIJO PREDILECTO de la ciudad, es un grande de esta disciplina deportiva. Fue seleccionador nacional entre los años 1995 y 2000 y con él se consiguieron los primeros éxitos internacionales del equipo nacional, como fueron la consecución de las medallas de plata en los Campeonatos de Europa de los años 1996 y 1998, así como las medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 y Sydney 2000. Fue también presidente de la Federación Española de Balonmano.