El ayuntamiento y las principales asociaciones de hoteleros y hosteleros denuncian la proliferación de alojamientos ilegales

20/12/2016 | Alcaldía, Turismo

Rueda prensa alojamientos alegalesEl alcalde, acompañado por los responsables de la Asociación de Hoteleros de Mérida (ASHOMER) y de la Federación Extremeña de Turismo Rural (FEXTUR), ha denunciado “la proliferación de espacios ilegales que se alquilan en la ciudad en las principales plataformas turísticas de alojamientos en internet”.

Antonio Rodríguez Osuna ha explicado que “desde el verano de 2015, cuando había una treintena de estos espacios se ha pasado a trescientos veinticinco en la actualidad”. “Carecen de licencia de actividad, no declaran el IVA, no tienen dados de alta los contratos de las personas que pueden trabajar en ellos” ha señalado el alcalde recalcando que “es algo que sucede en las principales ciudades turísticas a nivel mundial; el aumento de los visitantes en Mérida, en un 2016 que, según los datos, ha sido el mejor año de esta década, está provocando un efecto llamada”.

“Se da la circunstancia de que existen habitaciones libres en los hoteles y hostales de la ciudad mientras que estos pisos ilegales están llenos; es necesario que el gobierno a nivel nacional regule estas situaciones pero mientras el ayuntamiento ha iniciado un total de veinticinco inspecciones a otros tantos establecimientos que se anuncian en plataformas de internet”.

“Queremos mandar un aviso a aquellos vecinos que están lucrándose con este tipo de alquileres ilegales: el ayuntamiento va a perseguirlos porque están provocando una competencia desleal a los hoteles y hostales que crean empleo y pagan sus impuestos. Además generan problemas de convivencia en las comunidades de vecinos en las que se ubican”.

Por su parte, el presidente de ASHOMER, José Luis Hernández, ha defendido que “hemos requerido la ayuda del ayuntamiento, de la Junta y del gobierno central ante esta competencia desleal que podemos cifrar en más de mil plazas de alojamiento en situación alegal”.

“Pero además este tipo de alojamientos provocan un problema de seguridad ciudadana ya que carecen de registros, mientras que a los hoteles y hostales la Policía Nacional nos obliga a enviar diariamente el listado de nuestros huéspedes. Es también un problema de seguridad jurídica y de seguridad alimentaria ya que no disponen de ninguna licencia en este sentido”.

Esta asociación, que agrupa a los hoteles de la ciudad, ha cifrado el fraude en un cuarenta por ciento de los alojamientos que actualmente se ofrecen por internet.

Desde FEXTUR, Genaro Garrido ha subrayado que “hemos interpuesto denuncias ante la agencia tributaria, la delegación del gobierno, la inspección de trabajo y las tres administraciones; local, regional y central, para denunciar a esta economía colaborativa que es más bien economía sumergida. Estos alojamientos tienen que cumplir con los mismos requisitos que los hoteles y hostales para competir en igualdad de oportunidades”.