20150216-comedor-socialEl alcalde Pedro Acedo y la consejera de Educación y Cultura Trinidad Nogales, han hecho entrega hoy de un cheque por valor de 3.000 euros al Comedor Social de la ciudad, situado en los locales de la antigua hostería de Carcesa.
Los fondos fueron recaudados la pasada Semana Santa y proceden de las entradas del espectáculo “La Pasión”, que el grupo Jerusalén de Elche, representó en el Teatro Romano. La mitad de lo aportado lo pone el Ayuntamiento y la otra mitad el Consorcio de la Ciudad Monumental, entidad dependiente de la Consejería de Cultura.

El alcalde informó de que, “en su día, cuando se celebró este espectáculo en Semana Santa, se acordó que la recaudación del mismo sería para un fin social, en este caso al Comedor Social Padre Beato San Cristóbal, que inauguramos en 2012. Además, porque lo que aportan los más 500 socios no llega para cubrir todas las necesidades”.

Recordó Acedo que comenzaron siendo 35 los beneficiarios y hoy ya son 90 personas las que reciben 5.000 comidas al día, si se suma la comida y la cena. De ellos, el 25% son niños y jóvenes de 12 a 18 años. La media de edad gira en tono a los 40 años y un 15% de los mismos son mujeres. Los socios colaboradores son 520 que aportan una media de 10 euros al mes para el mantenimiento del comedor.

La consejera de Educación y Cultura Trinidad Nogales, dijo que, “una sociedad del siglo XXI no puede permitirse el lujo de la exclusión social. Desde el gobierno extremeño trabajamos para que la educación llegue a todos y ayude a la formación integral tanto de jóvenes como de adultos. En esta línea, estamos satisfechos de que haya sido un espectáculo de primer nivel como el que tuvimos la pasada Semana Santa, el que haya aportado este granito de arena.”

La directora del Comedor Social, la hermana Martina Pérez Ramírez, recordó que, además de repartir diariamente comida y cena para 90 personas, se prestan otro tipo de atenciones. Entre ellas, higiene personal y vestimenta. Dos días por semana se pone a disposición de los usuarios el servicio de ducha y ropero. Hay zona de ocio y descanso y un salón adecuado en el que estas personas pueden ver la televisión. Además, hay una trabajadora social, que acerca a los usuarios los recursos de que disponen: atención psicosocial, información, orientación, valoración individual de cada uno y mediación en conflictos.

Pedro Acedo:

Trinidad Nogales: