Presentadas las conclusiones del II Diagnóstico de Género de la ciudad de Mérida

21/01/2020 | Igualdad, Noticias

merida-ciudad

Esta mañana se ha celebrado la comisión Informativa de Igualdad en la que se ha estudiado el II Diagnóstico de Género del año 2019. Un compromiso del Ayuntamiento de Mérida con la consecución de una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

Por eso, desde la Delegación de Igualdad, se propuso la realización de este II Diagnóstico de Género con el objetivo de visibilizar aquellos aspectos donde pudieran existir brechas de género en la ciudad de Mérida para la posterior puesta en marcha de un Plan de Igualdad.

Desde Fundación Anas, como asistencia técnica, se ha realizado el II Diagnóstico de Género de la ciudad de Mérida con el propósito de crear un II Plan de Igualdad.

Un plan que se convierte en una herramienta de trabajo que pretende conseguir cambios hacia la igualdad en una realidad de desigualdades. Para ello, se ha realizado una investigación sobre la situación de la igualdad en nuestra localidad y, en un segundo momento, a diagnosticar. En este sentido, se ha tratado de identificar necesidades, problemas, centros de interés y oportunidades de mejora, definir la lista de las prioridades y de los objetivos y examinar posibles estrategias de actuación.

Los objetivos de este diagnóstico de género consisten en identificar los mayores obstáculos que se presentan la igualdad entre mujeres y hombres en el contexto concreto de Mérida y detectar las necesidades para la intervención  pública en este sentido. Para ello, será indispensable reflejar la opinión pública a fin de recoger propuestas y sugerencias por parte de la ciudadanía y los agentes sociales.

La metodología de este II Diagnóstico de Género se ha desarrollado en tres fases. La primera ha sido la coordinación con el Ayuntamiento para pasar a la recogida de información cuantitativa. En esta fase, para asegurar la representatividad, teniendo en cuenta que la población total en Mérida a 2019 es de 60.313 personas, la muestra obtenida a través de los cuestionarios responde a un margen de error de 5,3%; con un nivel de confianza del 95% y un porcentaje de heterogeneidad del 50%. Se han encuestado a un total de 340 personas. En la tercera fase se ha procedido a recoger información cuantitativa con reuniones con colectivos de mujeres y asociaciones de vecinos, además de entrevistas personales de los agentes.

De estos datos se desprende que Mérida tiene una población de 60.313 habitantes de los cuales el 51% (30.760) son mujeres y el 49% (29.553) restante son hombres. Así, la ratio entre ambos sexos es de 1,04, lo que significa que por cada 100 hombres hay 104 mujeres en Mérida. Tiene una densidad de población de 64,42 hab/km cuadrado. El grueso de población se encuentra entre los 30 y los 64 años y la vejez está feminizada, ya que ellas representan un 58% del total en dicha franja de edad.

La distribución de la población en función de su estado civil muestra porcentajes muy similares entre las personas solteras y las casadas con sólo medio punto de diferencia a favor de las últimas.

Ellas, las mujeres, también son la mayoría de las personas viudas, representando un 81,2% del total.  El número de separadas/os y divorciados también manifiesta diferencias según el sexo, ellas representan un 65,9% del total.

En cuanto a las violencias machistas en la ciudad, el número de mujeres víctimas que han recibido atención directa por violencia de género por parte de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género de Mérida, desde el año 2012, han sido un total de 1.080.

Los resultados de esta investigación apuntan a determinadas áreas prioritarias de intervención. Así, teniendo en cuenta los resultados obtenidos en la entrevista en profundidad a la Delegada de Igualdad y los grupos de discusión a Asociaciones de Vecinos/as y el Consejo de las Mujeres, un plan de igualdad debería incluir acciones relacionadas con las siguientes áreas de actuación:

•  Sensibilización a la ciudadanía y al personal municipal.
•  Empleo (acceso y condiciones laborales).
•  Educación.
•  Cultura.
•  Corresponsabilidad y conciliación.
•  Participación política y social de las mujeres.
•  Urbanismo.
•  Salud y sexualidad.
•  Juventud
•  Servicios sociales.