El delegado de Sanidad, Marco Antonio Guijarro, explica que los dos caballos que fueron retirados de la vía pública el pasado 4 de octubre “han pasado el periodo de cuarentena sin presentar ningún tipo de enfermedad y en estos momentos, al no haber reclamado nadie su propiedad y no estar identificados, el Ayuntamiento va a proceder a iniciar su procedimiento de adopción”.

Las personas o entidades interesadas deberán presentar su solicitud en la Delegación de Sanidad. El Ayuntamiento valorará la mejor propuesta de adopción y los futuros dueños deberán realizar censarlos en el Registro Oficial de la Comunidad Autónoma y disponer de un espacio adecuado para su estancia.

Ambos equinos fueron capturados por la Policía Local para evitar accidentes ya que se encontraban en la calle. Se trata de un potro macho de color castaño oscuro calzado en blanco y de una yegua adulta torda.