Tres centros participan en el acto de entrega simbólica del programa ‘Adopta un Monumento’

08/06/2016 | Educación, Patrimonio Arqueológico

cervantes-adopta-monumento

Esta mañana se ha incorporado de manera oficial el CEIP Miguel de Cervantes al programa ‘Adopta un Monunento’ tras la firma y entrega simbólica del diploma con forma de pergamino en latín donde hay un compromiso por parte del centro y del coordinador del programa de velar por el monumento adoptado, haciéndolo suyo, siendo en este caso el Puente Romano sobre el Río Albarregas.

Al acto simbólico han asisitido representates del Consorcio de la Ciudad Monumental, del Centro de Profesores y Recursos, y del Ayuntamiento que ha estado representado por la delegada de Educación, Silvia Fernández. Posteriormente ha habido una pequeña representación por parte de alumnos del centro.

El CEIP Miguel de Cervantes se suma a la Escuela de Arte y al CEIP Jose María de Calatrava que recibirán el mismo diploma en los próximos días.

Las ceremonias de entrega de las Actas de Adopción para los otros dos centros que restan serán:

• Día 10 de junio a las 11:00 horas. Escuela de Arte y Superior de Diseño. Se desarrollara en su monumento  adoptado, parte del acueducto, sito en el Paseo de las Artes y los Oficios.

• Día 15 de junio a las 11 horas. CEIP José María de Calatrava, en la Biblioteca Pública Delgado Valhondo, monumento adoptado.

cervantes-adopta-monumento2

PROYECTO LA ESCUELA ADOPTA UN MONUMENTO

El Proyecto “La Escuela adopta un Monumento” nació en Nápoles en 1992. Desde entonces, esta experiencia se ha desarrollado en numerosas ciudades europeas.

En 2011 se pone en marcha en Mérida con el objetivo de fomentar actitudes de respeto, valoración y defensa del Patrimonio a través del conocimiento y aprehensión del mismo. Las  instituciones implicadas en materia de educación y patrimonio que colaboran en este proyecto son el Centro de Profesores de Mérida,  la Delegación de Educación del Ayuntamiento de Mérida y el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida

El programa está dirigido a los centros de educación Primaria, Secundaria y Bachillerato, y pretende implicar a toda la comunidad educativa (alumnos, padres y profesores) y que los más jóvenes se conviertan en transmisores de estos valores a su propio entorno: familia, amigos, barrio, etc.

Desde el Consorcio se realiza la labor de asesoramiento y colaboración, y participa a lo largo del curso en la programación y desarrollo de las actividades que se realizan, tanto en el centro como en los monumentos.

A lo largo de estos cuatro años han ido incorporándose al proyecto un total de veinticuatro centros educativos, tres de los cuales no tenían acta de adopción, aunque su implicación con el programa ha sido efectiva desde el curso pasado (2015).