Catalina Alarcón

La delegada de Servicios Sociales Catalina Alarcón, ha presentado hoy la nueva convocatoria de Ayudas para Mínimos Vitales, para la que se ha recibido una subvención de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales por importe de 115.200 euros.

La delegada ha destacado, respecto a la convocatoria de 2016 que “a pesar de la difícil situación económica, en el Ayuntamiento de Mérida se han incrementado las ayudas siendo, además, el municipio extremeño que más invirtió llegándose a ejecutar el 100% de las ayudas”

La nueva convocatoria contempla algunas novedades. De esta manera, se podrán presentar facturas impagadas de electricidad, gas natural, agua potable (excepto alcantarillado y basura), gas butano, así como alta y reenganche de los servicios que hayan sido cortados por impago.

“Hay que advertir-señala la delegada- que se pueden presentar facturas, no sólo de 2017, sino de cualquier año siempre que estén impagadas”, y destaca además que “se va a subvencionar el 100% de las facturas, realizando los pagos directamente a las empresas suministradoras, excepto el caso del gas butano, que se hará previo comprobante”

Se establecen límites por familias. De esta manera, una familia de 1 a 2 miembros tiene un límite establecido de 600 euros, una de 3 a 4 miembros, 700  euros y de 5 miembros o más en 800 euros. Para ser beneficiario de las ayudas se deben reunir una serie de requisitos como ser mayor de edad, residir en Mérida y carecer de rentas o ingresos suficientes.

Más información: Aquí


BALANCE DE AYUDAS 2016

La delegada de Servicios Sociales ha realizado un balance de mínimos vitales del año 2016: “Se presentaron 1386 resoluciones, siendo estimadas 1262, lo que equivale a un 91,25%. Cada resolución puede llevar entre 3 ó 4 facturas con lo que estamos hablando de casi 5.000 facturas abonadas por parte del Ayuntamiento”

En total se presentaron 682 unidades familiares, siendo estimadas las solicitudes de 650 familias, lo que equivale al 95,31%, por lo que se han atendido a más de 2.600 personas.

Además de los mínimos vitales, el pasado año se han atendido las necesidades de los ciudadanos con recursos y fondos municipales. “Hemos impedido más de 30 cortes de luz y se destinaron 22.000 euros a ayudas escolares y 5.000 euros a ayudas de libros”. Además se han realizado ayudas para adquisición de prótesis, fundamentalmente gafas, y en alimentos, especialmente en Navidad.

Todas estas ayudas se hicieron “previo el preceptivo informe de los Servicios Sociales, lo que demuestra la apuesta de este gobierno por las familias que más lo necesitan”.

Así, se han tramitado 972 solicitudes de Renta Básica, se han atendido 35 familias en el programa de atención a familias, 429 personas se benefician del Servicio de Ayuda a Domicilio y se adjudicaron 250 terminales de tele asistencia.

Por último, la delegada ha informado que el pasado año se contrataron 2 trabajadores sociales para la delegación, a través del convenio SIVO, con lo que se pasó de 7 a 9 trabajadoras. De esta manera  ha anunciado que “se ha dividido Mérida en 9 zonas para que sean atendidas cada una por un trabajador social. De esta manera se reduce el número de usuarios que atiende cada uno y se hace más fluido el servicio”.

Manifestaciones delegada: